El Mundial de Alemania 1974 fue el primero en el que se entregó el trofeo actual