Poulsen resuelve una gran contra de Dinamarca para abrir la lata