La afición de Islandia ejecuta su famoso ritual con palmas en pleno partido para animar a los suyos