Modric transforma el penalti sobre Mandzukic y pone el 2-0 en el marcador ante Nigeria