Cueva rompe a llorar al sentirse culpable de la eliminación de Perú, y sus compañeros le animan tras su penalti fallado en la primera jornada