Un futbolista de Islandia recibe una falta… ¡del árbitro!