Griezmann engaña al portero australiano y marca el primer gol de Francia en el Mundial