Paolo Guerrero entra en el campo y genera una ocasión de gol en menos de cinco minutos