Harry Kane transforma el segundo penalti a favor de Inglaterra y pone el 5-0 en el marcador