Marco Asensio, la solución ofensiva que Hierro se plantea poner ante Rusia