La tremenda brecha de Sigurðsson provocada por un choque con Musa durante la celebración del gol de Nigeria