Las confidencias de un líder ultra ruso que fue expulsado de la Eurocopa de Francia y que ahora tiene vía libre en el Mundial