El portero de Brasil explota un enorme globo de Suiza en pleno partido