Portugal se juega el pase a octavos ante Irán con Cristiano Ronaldo muy enchufado