La desconcertante táctica de Senegal en un córner: Diouf agarra de la camiseta a su propio compañero, Sané