Xavi y Cesc Fábregas, el origen y la continuación de una saga