Jordi Alba, en los desayunos de Juanma Castaño de la Copa Confederaciones