Soldado, el 'general' de La Roja