Piqué deja a La Roja con uno menos