El recurso del Barça tiene éxito y se podrán lucir esteladas en la final de la Copa del Rey