¿Te negarías a pagar el entierro de tu madre?