El laudo ordena a Esther contratar a su hija