Los letrados interrogan a madre e hija