Sin casa, sin dinero y sin responsable