Los defensores acusan a Vicente de ser "un baboso" y de tener "la mirada sucia"