¿Llevarías a tu mujer a una cena de negocios?