Andrés Iniesta, a un paso de jugar en Japón