La afición del Athletic despide al equipo entre pitos tras caer eliminado en la Europa League