El Barça desata la locura en Japón: la era Valverde ha comenzado y ya ilusiona