El PSG va a por todas y planea pagar los 220 millones de la cláusula de Neymar