Bartomeu promete dos o tres fichajes pero Verratti, Bellerín y Ceballos están complicados