Caparrós, enfadado por la manera de perder