Cristiano Ronaldo llega enchufado al partido ante el PSG