Cristiano quiere olvidar todo sobre el juicio y ponerse a jugar al fútbol cuanto antes