Euforia del Sevilla tras meterse en la final de la Copa del Rey