Ibrahimovic marca su gol 500 con un acrobático remate para el recuerdo