Iker Casillas, con su futuro en el aire, recibe un mensaje de la afición y compañeros del Oporto