Pepe: 'No podemos dejar que Iker sea el malo de todo'