Iniesta trabaja contrarreloj para llegar al partido de Champions ante el Chelsea