Lopetegui quiere dejar claro que en el Real Madrid manda él