El Real Madrid afronta el duelo en Cornellá con Sergio Ramos pero sin Cristiano Ronaldo