El Real Madrid empieza a definir su futuro: con Cristiano y sin Morata, Danilo y Donnarumma