El Real Madrid saca su orgullo ante el PSG en un partido clave de Cristiano Ronaldo y Asensio