La cara de Pep Guardiola tras el batacazo del City y el aviso que da al Liverpool