El Real Madrid, con la mente puesta en Kiev para la final de Champions