El Real Madrid llega a París con las dudas de Kroos y Modric