Habrá lleno absoluto en el Bernabéu y preocupan 600 ultras radicales del PSG