Los Warriors ganan el quinto partido a los Cavaliers y se proclaman campeones de la NBA