El Barça vence al Sevilla (1-2) y se proclama campeón de una histórica Supercopa de España