Brahim apunta alto y responde a la oportunidad de Zidane